CONFEDERACIÓN ARGENTINA DE CLÍNICAS, SANATORIOS Y HOSPITALES
HISTORIA

El 18 de diciembre de 1964 se creó la Confederación Argentina de Clínicas, Sanatorios y Hospitales (Confeclisa) con el objetivo de unificar en una sola entidad a los centros de salud de todas las regiones de país. Sus fundadores tenían el ideal de «... propender al perfeccionamiento de los establecimientos asociados y por ende de la asistencia médica (...) procurando además la mejor educación sanitaria de la población».

En 1966 la Confederación presentó su primer documento a las autoridades nacionales solicitando un “estudio catastral y estadístico, con miras a obtener esfuerzos conjuntos de todas las entidades asistenciales, ya sean nacionales, provinciales, municipales, obras sociales o privadas” y la tipificación del sector de Clínicas, Sanatorios y Hospitales Privados.
En 1984, Aldo Neri, ministro de salud de la Nación lanza el proyecto de Seguro Nacional de Salud, que pasa por un fuerte debate, como correspondía en un país que habia recuperado su democracia. La Confederación señalaba entonces en un extenso documento que “se inclinaba a favor de seguros planificados y normatizados por el Estado, administrados por los interesados, con fiscalización estatal y participación plena de los prestadores directos, a través de las entidades sin fines de lucro que los representaban, desde la elaboración del proyecto hasta su instrumentación y ejecución”.
En esos primeros años de recuperación de la democracia la Confederación produce también el intento más serio que tuvo Argentina por dotar de garantía de calidad a la asistencia hospitalaria, y de ordenarla por niveles de complejidad en redes acreditadas. El manual elaborado por la entidad, sin casi modificaciones, fue adoptado por la OPS y la Federación Latinoamericana de Hospitales.

En 1987 su estructura inicial fue robustecida por una nueva reforma de estatutos. Entre otras importantes disposiciones, quedaba instituido el Consejo Federal de Dirección, máximo organismo político de conducción integrado por un representante de cada Asociación o Federación Provincial, con voz y voto e iguales derechos y obligaciones.

Otra innovación fundamental ocurrió, cuando Confeclisa amplió su representatividad a todas las Organizaciones No Gubernamentales de Salud, en tanto y en cuanto compartieran su filosofía social y principios doctrinarios. Así se ensanchó el cauce común de la integración, la unidad y la posibilidad de aportes conjuntos, logrando una interacción más profunda y beneficiosa con la sociedad en general.

En la actualidad, Confeclisa, integrada por más de mil clínicas, sanatorios y hospitales, continúa defendiendo los intereses del sector salud y el derecho de las personas a una atención de la salud digna ante instituciones públicas, obras sociales y entidades internacionales